En terapia 3

Esta era la segunda semana que iba al MHOL. Trato de salir temprano porque voy sola y no quiero paltearme con la gente ya sentada. En el carro me quedo dormida. Estoy sentada detrás del chofer, hay un muchacho a mi lado. Cuando despierto me dice que el aire puede hacerme daño (las ventanas están abiertas por el calor insoportable que hace en Lima en estos meses), le pregunto si ya pasamos la Av. Tacna. Todavía, me responde. Qué bueno, gracias, le digo. A veces el aire hace que te duela el cuello, me vuelve a decir. Le digo que generalmente a mí me pone un ojo más pequeño. ¿Sí? Sí, cuando despierto un ojo está más chiquito.

 

Me cuenta que estudia Arquitectura en la Ricardo Palma, le digo que yo tengo una amiga ahí, que estudia Ingeniería Industrial. Me dice que seguro no la conoce, son facultades separadas. Ok. Me pregunta lo que estudio, le contesto, me pide más explicaciones, se las doy. Me pregunta si me puede pedir más información a mi correo porque ya tiene que bajar. Claro. Le doy mi correo de yahoo. ¿No tienes de hotmail? Le doy el de hotmail. ¿Tienes teléfono?. Me río, eso no te lo doy. ¿Por qué? No hay ninguna necesidad de que me llames, le digo. Está bien.

 

Es un muchacho simpático, hasta podría decir que es guapo, ¿cómo le digo que soy lesbiana? Que me gustaría saber si tiene hermanas o que me presente a sus primas. No le digo nada. Me llamo Angelo, me dice antes de bajar. Ok. Le digo.

 

Me paso 5 cuadras pensando en tonterías, llego por fin al MHOL, hay como 15 chicas sentadas. Bueno, saco una silla y me acomodo, saludo a las que recuerdo de la semana pasada. Hay varias nuevas, ahora seremos 30. hacemos un juego, nos reparten una cartulina, tenemos que enumerarla hasta el número 12 y hacer 12 citas que durarán 3 minutos cada una. Nos paramos y comenzamos, esto me paltea pero bueno, lo intento, llego a 11. Converso con varias pero es muy poco el tiempo. Las conversaciones se quedan a la mitad muchas veces, algunas están interesadas en otra cosa, a otras no les importas un pepino. La mayoría es amable o tratan de serlo. Hay algunas que hacen preguntas muy directas, otras que no saben qué decir.

 

A muchas les sorprende que no haya estado con una mujer antes y me preguntan si realmente soy lesbiana. Les digo que sí ¿o es necesario acostarse con alguien para saber que uno es heterosexual? Eso lo sabes nomás, aún sin haber hecho nada. La didáctica termina y termina el penoso recorrido de chica en chica pidiendo información que realmente no nos interesa conocer, pero imagino que es para romper el hielo y hacer las cosas más simples o más relajadas.

  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s