El club de los corazones rotos

Este no es otro estúpido post lamentando mi mala suerte. No, señoras. Este es el germen del mal, la reunión de cientos, miles, millones de corazones hechos mierdecilla con puré de ajonjolí. Aquí pueden insultar a la puta que no las parió. Aquella que dice pero no dice. La que acepta pero no acepta. La que sonríe pero en el fondo te está clavando un cuchillo enano cual Chucky volador. Esa maldita que te juró amor eterno pero corrió más rápido que el Correcaminos. Que te dejó tan reventada como Coyote junto a una bomba ACME®. Sí, esa a la que aún amas aunque digas que no. A la que aún recuerdas a pesar de todas las cagadas en la relación entre ustedes que ya parecía una continua infección estomacal. A esa, ve y dile, qué vuelva.

Alto. Ni se te ocurra decírselo. Serías una completa idiota. Para eso están tus hermanas del club de los corazones rotos. Nosotros te hacemos el favor, pero previa investigación. La ubicamos y vemos si ya está saliendo con otra (u otras), si no recuerda cuándo es tu cumpleaños, ni la edad que tienes, ni la inicial con la que comienza tu nombre.

Entonces, damos media vuelta, te decimos todo a boca de jarro, esperamos el tiempo prudencial en que dejes de llorar amargamente por esa maldita. Y te llevamos a un tour por todos los bares de ambiente para chicas que haya en nuestro querido Perú (porque provincias también está incluida, no nos olvidamos de ustedes chicas, descentralización AHORA).

Luego de que te has emborrachado, tratamos locamente de que ligues con alguien, dependiendo de tus gustos claro (se supone que ya los sabemos con anticipación), además, mujeres sobran, lo que no sobra es la plata, pero para eso estamos tus hermanas brokenheart, la cosa es saber en dónde encontrar a las pendeivis y ese es todo un trabajo de inteligencia.

Si no funciona nada y quieres correr hacia el malecón de Miraflores, treparte a un árbol y de ahí tirarte al mar (te garantizamos que no llegas y solo te estamparás contra el suelo), nosotras correremos contigo, treparemos contigo, lloraremos contigo, gritaremos contigo, la maldeciremos contigo y le echaremos encima todas las brujerías, macumbas, magia negra y hechizos vudú que se nos ocurran, para acompañarte en tu ciega y devastadora venganza. Pero claro, impediremos que te tires, sino, de qué serviríamos.

Cuando te hayas calmado, y vomitado todas las chelas que te invitamos, junto a media alma y un cuarto de vísceras, y tengas un aliento de los mil demonios, el primer escuadrón se turnará para escuchar cuando te regaló ese peluche (que ya no tiene cabeza), y la forma en que celebraron el aniversario, y esas cositas que te decía cuando hacían cochinaditas, y su forma de mirarte, besarte, acariciarte, y hacerte felizzzzzzzzz. Cuando termines, el segundo escuadrón saltará al ruedo para escuchar que la odias, que quieres matarla, que tu venganza será eterna, que le vas a convertir la vida en un infierno, que es una bitch, una witch, una fuck, una shit y de paso una #$!%♥#&@#å$♂$”(adre. Por último, el batallón de contingencia (especializado en emergencias psicolóquicas), escuchará tus últimas lamentaciones, aquellas en las que repites que te vas a matar mil veces, en las que renuncias a la vida y tratas de lanzarte a todos lo carros de la Av. Arequipa, y haces roche como mieeeeeeerd.

Cuando ya estés cansada y no tengas fuerzas ni para pensar en cuánto quisieras que todas nosotras fuéramos ella, te llevaremos a tu casa y te dejaremos en tu camita (una de nosotras irá a levantarte en la mañana si tienes que trabajar, estudiar o aparentar que tienes una vida sin ella), y si no puedes ir a tu casa porque das vergüenza, te llevaremos a alguna de nuestras casas. Y velaremos tu sueño como dulces angelitos, hermana.

Anuncios

2 comments

  1. Anónimo · julio 31, 2008

    ¿De dónde sacas esas ideas , “un Chucky volador”? Vueles a ser la misma de antes, irónica, espontánea y graciosa.

  2. exploradoralunar · julio 31, 2008

    Jaja, lo siento pues, no te molestes, bueno, estoy un poco obsesionada con Chucky ahora que me he comprado la saga completa, incluyendo a la novia y al hijo.

    Sobre volver a ser la misma de antes, creo que no se va a poder porque ni soy la misma ni tengo ganas de serlo, pero si lo intento ya no seré ni graciosa ni espontánea, solo podría ser irónica, pero ya ni eso, tal vez solo sarcástica o cínica (en lo que me estoy convirtiendo).

    ¡¡¡¡¡Espera un tiempo a que cure mis heridaaaaaaaaaas!!!!!!!

    Quizás vuelva renovada, quizás no vuelva.

    Y pon tu nombre pues, para saber quién eres, querida anónima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s