Superhéroes

Hablaba con mi exexex (papá de Cami) sobre nuestros superhéroes favoritos, teníamos que escoger los tres que más nos gustaran. Dos hombres y una mujer (hay pocas heroínas). Él escogió al Hombre Araña y Gambito, yo escogí a Batman y Wolverine. Mujeres: Titania y Gatúbela.

Luego, expuso sus razones:

El hombre araña es un muchacho común y corriente que de pronto, por un accidente, se ve expuesto a un sinnúmero de aventuras en las cuales sale vencedor sin perder ese espíritu festivo que lo caracteriza como buen adolescente eterno que sigue siendo, tímido con las chicas y enamorado locamente de la vecina, nunca deja de ser un joven despreocupado con la buena o mala suerte de estar obligado a ayudar a los demás.

Gambito, de los X-men, es un truhán de noble corazón, un romántico, un pillo, un pícaro, astuto, jugador, bon vivant, se divierte mientras lucha contra los mutantes malos, nunca pierde la sonrisa a pesar de enfrentarse a seres realmente peligrosos. Ese aire de dandy playboy no sufre ni un solo cambio. Es un chico feliz.

Titania o Rogue odia sus poderes, se considera maldita porque lastima a quienes ama, no puede abrazar ni besar a las personas que quiere, ya que les absorve las energías y los deja a un paso de la muerte. Vive atormentada por algo que no escogió ser (como todos los mutantes), pero que no tiene el menor benefico para ella.

Expuse las mías:

Batman es un hombre que tiene todo lo que pudiera soñar cualquiera. Inteligencia, belleza y dinero. Esa terna de cualidades que muchos consideraríamos que nos podrían dar la felicidad. Pero él no es feliz. No se creo merecedor de nada de lo que el destino puso a sus pies. Lo que siente es que lo que le ha pasado es una gran injusticia, la pregunta que lo atormenta es ¿por qué yo? Para darle respuesta se convierte en ese ser oscuro y triste. Todos sus actos están dirigidos a encontrar razones del por qué de las cosas. Por qué, si hay leyes que garantizan la justicia, la justicia es de lo que más carecemos en la sociedad. Por qué, si tenemos una fuerte estructura moral forjada por siglos de creencias y pactos, la moral es lo más débil que tiene el ser humano. Por qué él tiene todo lo que los demás quisieran sin haber hecho nada en especial y otros, que quizás se lo merezcan por trabajar arduamente todos los días de sus vidas sin descanso ni reconocimiento no llegan a tener ni un poco. Es un hombre atormentado por los recuerdos, conflictuado por lo que siente son sus obligacioens morales, lleno de rabia e incapaz de ser feliz, y por ello, de amar.

Wolverine es taciturno, melancólico y serio. Siempre parece molesto por algo, aunque nunca sabemos bien qué es. Así como su cuerpo está cubierto de adamantium, él recubre sus sentimientos con esa imagen de brutalidad y aspereza que lo caracteriza. Lo único que quiere es no ser lastimado, porque sabe que a pesar de toda su dureza, de toda su fuerza, de tener entrenados su cuerpo y su mente para los rigores más extremos, no es nada cuando aparece Jean Grey, el amor de su vida, quien está enamorada de otro. La única mujer que es capaz de arrancarle la bestia que lleva encima, para extraer al hombre dulce que está escondido es la que más lejos se encuentra de él.

Gatúbela no es heroína ni villana, y por eso me gusta, tiene su propia moral y actúa como ella cree que debería ser, no como los demás lo creen, y eso es la que hace tan conflictiva. Además, su pasado la condena, prostituta y ladrona, lleva una vida a salto de mata de la que no puede escapar porque su tendencia al vacío es más fuerte. El deseo por explorar las oscuridades más profundas de su alma hacen que vaya siempre en busca de emociones cada vez más intensas. Ella no se pregunta por el por qué de las cosas, no vive atormentada tratando de encontrar razones a su existencia, pero cada uno de sus actos tiene una razón de ser, una misteriosa lógica, una fuerza moral intrínseca que la hace incapaz de causar daño a alguien.

¿Qué hace que nos guste determinado superhéroe?

Primero: el sentirnos identificado con él o ella en algunas cosas. Si yo tuviera que describir a mi exexex diría que es un buen chico, a pesar de todo lo que ha pasado entre nosotros, eso no quita que él siempre haya sido un buen hijo, un buen amigo, un buen esposo y un buen padre. Y si él tuviera que describirme diría que estoy loca (sería más exacto extravagante o rara), que soy jodida y que me complico por las huevas, pero que trato, intento y hago un gran esfuerzo por ser una buena madre a falta de todo lo demás.

Segundo: el querer en cierta forma ser como ellos. Creo que a él sí le gustaría ser como ellos. A mí no me gustaría ser como los míos porque ya tengo suficiente con mis propios problemas, los que me joden lo suficiente.

Tercero: el hecho de proyectarnos. Él siempre se imaginó como el chico tímido y de buen corazón como es el Hombre Araña, y yo, una especie de Mary Jane, su amor imposible que al final se hizo posible (lo que hace la persistencia). O se proyectaba como Gambito, un tipo sin complicaciones, y me proyectaba a mí como Titania, la mujer que le sacó todos los poderes hasta dejarlo semidestruído, pero a la que amaba a pesar de saber que ella podía causarle la muerte. Un drama total, pero con final feliz.

En cambio yo no me imagino un final feliz, ni siquiera me imagino un final. Batman es incapaz de amar porque tiene muchos problemas psíquicos, puede enamorarse pero terminará destruyéndolo todo por sus conflictos morales, él se niega a ser feliz, en el fondo se odia, cree no merecer todo lo que tiene y eso lo hace muy vulnerable, su autoestima está por los suelos, y por eso se disfraza de negro, y sale por las noches buscandole un sentido a la existencia, casi no habla, y sus romances siempre son inestables. Todos sus actos reflejan su personalidad.

Wolverine sí es capaz de amar, lo hace con locura, pero esconde su amor, porque no quiere lastimar a nadie, porque su sentido ético también está fuertemente establecido en su interior. Su máxima sería hacer el menor daño posible. Igual que Batman, siente que tienen esa obligación moral de luchar por la justicia, aunque nada lo obliga a ello. Aunque nadie lo juzgaría por no hacerlo. Ambos están jodidos por decisiones completamente personales que involucran a los demás, y en los que no les gustaría estar metidos, pero no pueden evitarlo porque su forma de ser los jala hacia ello. Wolverine se disfraza de brusquedad, malhumor y ausencia. Vive ocultando su verdadera personalidad. Todos su actos reflejan lo que no es.

Gatúbela amó a muchos hombres, pero fue la única mujer amada por Batman, incluso tuvieron una hija: Helena, la cazadora. Pero conociendo a estos dos tipos lo que menos se les auguraría es un final feliz a su historia de amor. Y así fue, nunca fueron felices, tampoco terminaron juntos.

PD: Qué pastrulada me he mandado.

PD: ¡¡¡¡¡QUIERO VER BATMAN!!!!!