Sábado

El jueves estuve en mi clase de fenomenología. El profesor es joven y guapo, tiene el cabello hasta los hombros de una forma medio hippie que lo hace ver aún más simpático. Calculo que tendrá unos 33. Luego le pregunto. La clase estuvo bien dura, eso de meter a Husserl y Heidegger al mismo tiempo es como para reventar el cerebro. Pero se entendió, trató de explicarlo lo más simple posible y lo logró. La mayoría de alumnos son de sociales, y de San Marcos, unos pocos de la Cato, una de la Villa, y los otros no sé de dónde. Tuvimos que presentarnos. Yo era la única de Letras. La clase termina a las 9 y 30, pero esperando el bus y con todo el trayecto llegué a casa como a las 12.

Hoy sábado, tengo que ir a una conferencia que va a dar el papá de Cami sobre literatura fantástica, quiere que lo grabe, y como él me grabó en la que yo di, tengo que retribuirle el favor. Estamos en la etapa de “no hago nada por ti si no lo has hecho antes tú”. También pasará. Esta relación que tengo con él mejorará cuando nos despojemos de las miserias que nos persiguen, de rencores, resentimientos y heridas. Comprendo sus reacciones, son diez años años que no se olvidan fácilmente, llenos de proyectos y sueños conjuntos que quedaron en nada. Nos conocimos en la academia cuando nos preparábamos para postular, el ingresó a Medicina y yo a Derecho. Al año los dos nos retiramos. Él se fue a Literatura, yo me dediqué a vagar. Todo ese tiempo estuvimos juntos. Cuatro años después nació Cami. Cuatro años después nos separamos. Somos extraños el uno para el otro. Él siente que yo soy una desconocida y yo siento que recién lo conozco. Nunca enfrentamos nada que nos hiciera dudar de todo lo que creíamos seguro. Vivíamos en un limbo hasta que reventó la burbuja.

Frente a nuestra hija tratamos de llevarnos bien, pero cuando estamos solos sale todo lo que él tiene guardado y friega, esa es una de las razones por las que me mudé, otra razón era por ella, para tener un lugar tranquilo en donde vernos. Pero eso también ya fue. La última razón era yo y mi deseo de libertad. Esa razón sigue en pie.

Y yo sigo sin novedad alguna, en cierta forma está bien, no me distraigo, no pierdo mi tiempo soñando o ilusionándome, o corriendo detrás de algo que no tiene la menor sustancia, algo que solo es forma, pero no fondo, y me concentro en los estudios. Algo que se me escapa continuamente cuando ya estoy atrapada. Pero, por otro lado, y demostrando que soy la contradicción en persona, o solo que soy tan humana como cualquiera, nada despierta en mí la menor ilusión y no me gusta pasar mis días sin soñar posibilidades, sin creer en alternativas, sin darme la oportunidad de que hay algo mejor que me está esperando, sin esperanzarme por algo que luego me lastimará.

Porque lo importante de las experiencias, es soñar, creer, esperanzarse, eso revitaliza la existencia, rejuvenece, te hace creer que puedes lograr grandes cosas, que puedes mover el mundo. Esa sensación de enamoramiento es lo que extraño, pero un enamoramiento retribuido, compartido, vivido mutuamente, recíproco. Dejar de ser un pasajero en tránsito, un pasatiempo, el clavo que saca al otro clavo. Ser permanente para alguien, ser alguien para alguien, ser dos pero una. Vivir un sueño que nunca se termine. Compartir una vida que se abre ante mí como una flor. Ser síntesis y simbiosis. Que la sensación de finitud que me persigue sea apaciguada por la sensación de integración. En pocas palabras ser feliz amando a alguien que se dé la posibilidad de amarme sin temores.

Anuncios

5 comments

  1. Paz · agosto 23, 2008

    Creo que toda la humanidad busca lo mismo. En fin ya me puse feeling, mejor te paso esta cación:

    esta subtitulada, esta de moda, y te gustará …
    PD:No piense mucho, menos en el pasado, cada día tiene su propia preocupación… XD

  2. Virgo · agosto 23, 2008

    Ufff…asu explorer, me auno a tu último párrafo.Diré “Idem”!

  3. exploradoralunar · agosto 24, 2008

    Me encantó la canción, gracias.
    Sí pues, ídem ídem.

  4. d e n n · agosto 25, 2008

    pase
    y pase..
    y seguire pasnado..
    me enamore de como escribes

    fin!

  5. exploradoralunar · agosto 25, 2008

    Me gustaría que se enamoren de mí, más que de lo que escribo, pero se agradece, eres muy amable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s