Algunos vacíos por llenar 1

Este tema del vacío afectivo siempre nos lleva a una gran cantidad de acciones que solo nos envuelven en un círculo vicioso. La gran mayoría de nosotros tiene este vacío, es una consecuencia de mucho factores que se pueden generalizar un poco:

 

1.      Nuestros padres no nos dieron, no supieron o no quisieron darnos la dosis de amor necesaria para hacernos unos individuos emocionalmente sanos, estables, seguros y dignos.

2.      Nosotros no pudimos, no supimos o no quisimos aceptar el poco amor que se nos daba y crecimos con la insatisfacción y la creencia de que no nos quisieron lo suficiente.

 

El primero es comprensible, a nuestros padres los criaron casi igual que ellos a nosotros, y sus taras emocionales se reflejan luego en la crianza que les dan a sus hijos. Lo general es que un mutilado emocional críe un hijo con la misma mutilación. Lo particular es que a pesar de haber sido mutilado emocionalmente, el padre o la madre haya superado esta situación, haya sanado casi completamente o trate de curarse a diario con la única medicina que lo salvará: el amor que se da a los demás.

 

Lo segundo también es comprensible, el 50% de nuestra carga genética física y emocional la heredamos de nuestro padres. Así como podemos heredar enfermedades o condicionamientos físicos, también heredamos sus miedos y sus angustias. Heredamos sus ansiedades y sus depresiones y también heredamos sus alegrías y sus afectos. El otro 50% depende de cómo socializamos, y aprendemos a socializar en el hogar, bajo la tutela de los padres. Lo general es que así como a ellos los educaron nos educarán. Con los mismos temores y los mismos prejuicios. Lo particular es que un padre comprenda la necesidad de superar las carencias que le acontecieron y logre criar hijos libres de expresar sus sentimientos, sin temor a reproches, decepciones, humillaciones o insultos, libres de soñar con lo que quieran, libres de decir y de sentir.

 

De esto saco que andar por la vida con este vacío emocional es completamente comprensible. Buscar llenar ese vacío también lo es. El gran problema es que llenamos ese vacío mal, generalmente.

 

Los seres humanos somos seres vacíos y nos vamos completando a lo largo de toda nuestra existencia. Me pregunto si habrá alguno que haya logrado llenar totalmente su vacío. Solo he conocido gente vacía como yo. No digo que estar vacío sea malo. Solo digo que es una de las condiciones humanas con las que nos enfrentamos a nuestra existencia.

 

Nuestro cuerpo es un gran contenedor. Contiene huesos, músculos, órganos que necesitan ser nutridos. El cuerpo siente ese vacío y reclama alimento, líquido, sangre, calor, etc. Paradójicamente, luego de llenarse, comienza a desechar todo: alimento, líquido, sangre y calor.

 

Dividimos nuestro ser en dos grandes zonas: la corporal y la espiritual. Así como la corporal reclama llenar su vacío, la espiritual también lo reclama. Y es esta última la que reclama con más intensidad, porque nadie nos enseña cómo llenarla.

 

De pequeños nos enseñan cómo comer y cómo beber y qué comer y qué beber. Nos enseñan qué es lo que nos alimenta y qué es lo que no. Nos enseñan a preparar nuestros alimentos y lo aprendemos sistemáticamente, se vuelve parte de nuestra cotidianeidad. Casi como respirar. Nos enseñan a protegernos de las inclemencias del clima. Nos enseñan qué podemos tocar y qué no, qué es peligroso y qué no, qué está permitido en el mundo físico y qué no. Para vivir y sobrevivir aprendemos todo esto y mucho más.

 

Claro que esta cuestión del cuerpo tampoco es perfecta. Sabemos qué es lo que nos alimenta y qué no, pero muchas veces no nos importa y comemos aquello que nos perjudica, que nos llena de grasa, que no nutre. Sabemos que el alcohol es letal para nuestro hígado, el órgano más noble de nuestro organismo, el que soporta hasta el final, pero igual consumimos alcohol. Sabemos que la nicotina destruye nuestros pulmones y seguimos fumando cada vez que podemos. Llenamos nuestro vacío corporal con comida inútil y grasosa, con alcohol, con nicotina, con gaseosas y colorantes.

 

¿A que se debe este gusto por arruinar nuestro organismo?, ¿qué vacío estamos tratando de llenar con esta especie de placer tanático que solo nos acerca a la muerte?, ¿por qué llenamos este vacío corporal con sustancias que nos lastiman y nos destruyen? No lo sé con seguridad, pero deben haber razones culturales y emocionales en todo ello.

 

Cuerpo y espíritu van más unidos de lo que creemos. En el fondo son relaciones indisolubles. A la vez que crece nuestro cuerpo crece ese gran vacío corporal por llenar, y crecen las necesidades espirituales que también buscan ser llenadas. Muchas patologías mentales están basadas en el daño que le hacemos a nuestro cuerpo por culpa de nuestras emociones.

 

Y así como llenamos mal nuestro cuerpo también llenamos mal nuestro espíritu. Cómo saber qué es la alegría si no sabemos cómo es la tristeza, y cómo nos enteraríamos de lo que es la felicidad sin el dolor, o lo que es el amor sin haber odiado, y muchos sentimientos más. Esto es lo normal. Nuestra vida está dividida en pares binarios fronterizos, que son recorridos por  una gama variada de sentimientos y emociones en diferentes niveles y grados.

 

La gran diferencia entre las dos partes en que se divide nuestra existencia, la corporal y la espiritual, radica en que una de ellas puede llegar a reponerse con unos cuantos cambios en la rutina diaria. Si nos decidimos, de nuestro cuerpo serán despedidos grasas, falsos nutrientes, alcohol, nicotina y todo aquello que solo nos daña. Solo tomando la decisión y siendo lo suficientemente disciplinados para llevarlo a cabo. Y nuestro cuerpo quedará libre de daños.

 

Con la cuestión espiritual, en cambio, no sucede lo mismo. No sacamos de nosotros los sentimientos ni las emociones que vamos aprendiendo en el transcurso de nuestra existencia. Estas se procesan de otra forma. Como compartimientos estancos van acumulándose en nuestro interior.

 

Imaginemos que cada emoción y cada sentimiento son como libros en un estante. Solo hace falta abrir uno de esos libros para volver a vivir con la misma intensidad lo que sentimos hace muchos años. Pero esta repetición de sentimientos nunca es la misma. Nuestra experiencia llenará de sentido el libro que hemos cogido. Si una vez abrimos un libro con mucha inocencia, ingenuidad o inexperiencia, la próxima vez que lo volvamos a abrir ya no será con inocencia, ni ingenuidad ni inexperiencia, si aprendimos bien las lecciones de la vida, creceremos espiritualmente y esta nueva lectura del libro nos beneficiará, si aprendemos mal las lecciones nos llenaremos de penas y rencores, y nuestro crecimiento espiritual se detendrá o involucionará.

 

No podemos sacarnos los malos sentimientos y emociones como sacamos las grasas o las toxinas.vacio-2 Con el cuerpo tendremos siempre la oportunidad de limpiarnos por dentro y empezar de nuevo, así, limpios. Con el espíritu solo podemos volver a intentarlo con toda la experiencia a cuestas, con cosas buenas y malas juntas, curados o heridos, sanos o enfermos.

 

 

Anuncios

7 comments

  1. Kats · noviembre 10, 2008

    Tienes razón en lo que dices con respecto al espíritu, podemos volver a intentarlo con todo lo vivido, pero esas experiencias ayudan a no cometer los mismos errores del pasado, todos tenemos buenas y malas experiencias, de eso se trata la vida de aprender, de evolucionar y no quedarse estancado en el tiempo por que el reloj avanza y no te espera, veo la vida como la tercera ley de Newton, toda acción conlleva a una reacción de la misma magnitud. Alguna vez me aconsejaron un libro en aquella época que buscaba respuestas, buscaba mi camino, quizas te ayude a encontrar algunas respuestas es “Muchas vidas, Muchos maestros” de Brian Weiss. Mucha suerte!

  2. exploradoralunar · noviembre 11, 2008

    Hola Kats, gracias por escribirme otra vez. Interesante eso de analogar las leyes físicas con lo emocional. Voy a buscar ese libro a ver si me ayuda a encontrr el camino, te ayudo a ti? eso espero.

  3. Kats · noviembre 12, 2008

    Debe ser que me he acostumbrado desde la universidad a ver todo de manera práctica,trato de no complicarme la existencia, a veces tienes que robarle a la vida la felicidad que necesitas y no esperar por ella…. anyway con respecto al libro me ayudó en el sentido de saber por que ocurren las cosas y tambien saber como evitarlas, el libro tiene un lenguaje sencillo fácil de captar tu atención, dejame decirte que la lectura no es algo que me apasione tiene que ser algo que realmente me interese para leerlo. Cambiando de tema con respecto a lo del matrimonio gay pues si que tiene mucha controversia el tema “matrimonio o contrato”, particularmente pienso que el nombre es lo de menos con tal que tengas los mismos derechos que un matrimonio hetero para mi está bien, no tengo planeado casarme por ahora asi que no me complico tanto con el tema. Sabes quería preguntarte como haces para estar metida en tantas cosas a la vez, lei que estas en la universidad, cursos y talleres, me imagino que debe ser complicado, con las justas estoy con mi trabajo y después al gym y ahí muere mi día, Cuál es el secreto para estar en todo??… a ver si me pasas el dato.

  4. exploradora · noviembre 13, 2008

    Entonces el libro sí ayuda, es bueno saberlo, confío más en los libros que en la gente, aunque sospecho que algunos autores son muy falsos. Así que la lectura no te apasiona, en eso somos completamente diferentes, entonces imagino que te gusta más la ciencia o los números. Sobre el matrimonio, lo único que se pide son iguales derechos para iguales deberes. Sobre lo de estar metida en muchas cosas, pues ya se terminaron muchos de los cursos externos que llevaba, ahora solo tengo los de la universidad, y como dejé el trabajo para poder estudiar francés y atender a mi hija bien y llevar los cursos de la U respetablemente, no estoy tan jodida jaja, aunque si toy misia, pero esa era la consecuencia razonable. Y como no tengo plata ya no puedo inscribirme a tantos cursos, solo voy a los que son ingreso libre jaja. Solo estudio, veo mis pelas, leo un montón, escribo, cuido a mi enana, repaso el francés y voy al twin una vez a la semana, esta vez iré el sábado por lo de ciudadles.
    Besos

  5. Kats · noviembre 14, 2008

    Pues si tienes razón estoy mas ligada a los numeritos que a las letritas, si supieras que fue realmente una tortura llevar los cursos de letras en Estudios generales en la Universidad, especialmente filosofia, sólo se que nada se…. pude librarme de ellos en aquella oportunidad… aunque tambien debo leer para estar actualizada con algunos temas propios de mi carrera. Si somos completamente diferentes, pero sabes en el tema de relaciones de pareja debes buscar a alguien diferente, has oido hablar de ley de Coulumb? polos opuestos se atraen y polos iguales se repelen, creo que conmigo ha funcionado, mi primera y mi última pareja a ambas no les gusta para nada las ciencias y bueno hemos durado mas tiempo de lo esperado, así que ya sabes por donde buscar, las fórmulas no fallan jajaja….. Oye eso de quedarse sin chamba es re jodido, la plata sale de tus bolsillos con facilidad, ya me ha pasado hace un par de años.. por eso toy ahorrando, aparte que quiero tener un negocio algo paralelo. Chevere que sigas dándole al estudio, termina tu carrera cuanto antes así tendrás mas tiempo para tu hija, debe ser lindo ser madre… por ahi leí que alguien va a mandarte recetas para que cocines, dejame decirte que cocina muy bien, he probado mucho de lo que prepara, me engríe mucho, la conozco y muy bien… Se ve que eres bien warrior,en el sentido que siempre estas en la búsqueda de cosas que hacer, mucha suerte en lo que hagas… Que es ciudadles?? suena interesante,ojala y haya algún espectáculo o algo parecido. Supongo que si iré… a ver si te veo. see you!!!!

  6. exploradora · noviembre 15, 2008

    Hola, creo que así uno no busque a alguien diferente igual aparecen, hasta ahora las chicas que se parecen a mí no me han atraído nada y son muy buenas amigas mías, en cambio, aquellas con las que no tenía casi nada en común eran las elegidas, pero al final tampoco funcionaba.
    Así que en conclusión: no sé nada, nada es seguro, todo es relativo, tengo mala suerte jaja.
    Lo último no, realmente he tenido mucha suerte, porque eran chicas realmente increíbles, creo que el problema era yo.
    Sobre el trabajo yo podía seguir trabajando pero preferí dejarlo a cambio de estudiar un idioma q en el futuro me va a servir más, también para volver a subir mis notas, lo que en el futuro también me va a ayudar mucho si quiero postular a alguna beca, y para estar más tiempo con mi hija q aún es muy pequeña. Tenía buenas razones para no volver.
    Sigo esperando las recetas.
    Soy warrior en el sentido en q me trazo algunas pequeñas metas q trato de cumplir como sea, soy cobarde con la gente en general y con las mujeres en particular.
    Ciudadles es una radio para chicas que tiene una página web interesante: http://www.ciudadles.com, el sábado hacen una fiesta celebrando algo, no lo sé, por eso voy, hay espectáculos y regalos según la publicidad.
    Ojalá vayas y podamos conocernos.
    Besos.

  7. Silvi · noviembre 15, 2008

    Te llevo las recetas al twin. Preguntare por ti.
    Sorry pot la demora pero no reviso mucho mi correo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s