Mujer amante

Porque cada noche somos seres diferentes

que se buscan entre mares empedrados

que destruyen cercos de intimidad esclava

descubro a cada instante nuevas amantes

solitarias compañeras de emociones

que me dicen que me aman y me desnudan

con suaves gestos e incomprensibles caricias

limpiando las escasas lágrimas derramadas

y analizando la sangre que corre por las venas.

No eres más que la mujer deseada

aquella a la que puedo decirle te amo

ante quien me muestro desnuda y rendida

a la que asusto con mis gestos de niña

a la que acaricio todas las mañanas.

Qué esperas que te diga sino eso

qué sentido tiene la poesía si uno no siente

esas ansias de morir entre los brazos

de aquella que entre millones de personas

es la escogido para cambiarte la vida

la que está autorizada por la inclemencia de dios

a traerte y dejarte, a quererte y burlarse

a existir contigo y sin ti sin medidas

a beber de tus emanaciones sin tino

a bañarse en tus lágrimas de fiesta

a matarte cada tarde con bostezos

a buscarte en cada hoyo, en cada huella

a pisarte sin pensar en todo el daño

que su dulce pie hace en tu cuerpo

la que mira, la que recita, la que retuerce

tu fino cuello envuelto en terciopelo

a la que le debes la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s