Pues no

Ayer K me manda un mensaje: Hola amante, llego mañana. Yo pienso: chu, no iba a llegar en enero? Luego quedamos para vernos en la noche, porque imagino que el día está dedicado a su pareja.

 

En la noche nos vemos, pero nos sentimos raras, éramos patazas y ahora no podíamos hablar sin sentirnos extrañas la una para la otra. Y ese tipo de sensaciones no me gustan, son desagradables para ambas. Luego llegaron Ch y E. Fuimos a comer algo. K estaba cansada, yo estaba cansada, Ch y E estaban cansadas. Nos sentíamos hasta las patas. A pesar de eso K hacía bromas como que yo me iba a ir con ella, que me iba a chapar, que íbamos a dormir juntas y cosas por el estilo.

 

Luego fuimos un rato al Twin. Tomamos y comimos algo más. Ahí sus amigas le decían que no había ninguna necesidad de engañar a su pareja si la quería. Yo pensaba lo mismo. Ella miraba a las chicas entrar y comentaba si estaban buenas o no. No hablamos del asunto de ser amantes. Sabíamos que se había terminado. No lo íbamos a hacer ni de juego.

 

Yo había salido de casa diciendo que no volvía hasta mañana. Así que tenía que amanecerme. Pero como ellas estaban cansadas por el viaje solo querían dormir. Fui a su hospedaje y me quedé en el cuarto de Ch. Conversamos casi toda la noche (la jodida no me dejaba dormir), hablamos de las ex, de enamorarse, de la idiotez esa de ser amantes, de que ella le dice bitch a la pareja de K y de que una vez discutieron por eso y de un montón de cosas más. No recuerdo a qué hora me dormí, pero a las 7 de la mañana sonó mi alarma y me quité.

 

Ahora, en casa, otra vez, sin amante ni pareja ni agarre ni nada vuelvo a ser libre. Y no tengo la menor gana de perder esa libertad. Varias amigas me dijeron que disfrute del hecho de ser amante de alguien, varias otras me dijeron que estaba mal. Al final primó lo último. Es difícil ser amiga de alguien con quien has tenido sexo (lo digo por experiencia). Siempre hay cosas que recordar o reclamar o qué sé yo. Estoy harta de eso. No quiero problemas y mucho menos lastimar a nadie y mucho mucho mucho menos lastimarme a mí y de paso perder a una amiga a la que quiero y con la que me divierto mucho.

 

Conclusión: nada de sexo con las amigas, porque después nada vuelve a ser lo mismo.

 

¿Cuánto tiempo más estaré sin sexo?, ese es un comentario alterno a la pregunta ¿cuánto tiempo más estaré sin pareja?, y ese es un comentario alterno a la pregunta ¿cuándo encontraré al amor de mi vida? ¿a la que me quiera con locura y a quien yo también quiera así?

 

Quizás sean meses, quizás años, quizás nunca la encuentre (qué optimismo), pero ya no me preocupa tanto. No sé qué filósofo dijo que el problema no es encontrarle el sentido a la vida sino el sinsentido al suicidio. Creo que tiene mucha razón. A veces la vida no tiene ningún sentido y uno está como perdido en ella, dando vueltas, yendo y viniendo, haciendo cosas y dejándolas de hacer, ganando y perdiendo, sufriendo y riendo. Y uno se vuelve a equivocar, vuelve a caer, a arrastrarse y a vivir otra vez lo que no pensaba volver a vivir Pero las cosas pasan y se vuelve a comenzar y se vuelve a ganar y a perder y a enamorarse y desenamorarse. Y uno sigue sobreviviendo lo que viene, porque al final de cuentas, a pesar de todo, aunque a veces todo parece una verdadera mierda, es bonito vivir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s