Esperando

Hoy fui al hospital, de pasada que me chequeaba el dentista decidí preguntar por ese pequeño bulto que tenia debajo de la axila izquierda hace bastante tiempo. Me mandaron a Medicina Interna. El doctor lo revisó y me dijo que era un linfoma, que tenía que sacarme una ecografía y volver con ella para que me pueda dar el diagnóstico. Le dije que volvía mañana con la ecografía porque como no pensaba hacer ningún gasto adicional había ido con el dinero necesario.

 

No me preocupé para nada, yo pensaba que ese tipo de cosas se solucionan con un corte, extracción y a coser. Luego, revisando en Internet me doy cuenta que es un tipo de cáncer. Todas las páginas a las que entraba (y entré a muchas) decían lo mismo, lo definían como una enfermedad cancerígena. Ahora, como el doctor no me ha dicho nada sobre el asunto y yo ni pregunté, porque no me parecía grave (como siempre ando despistada) no sé ni de qué tipo es ni si es muy grave.

 

El doc me hizo unas cuantas preguntas:

 

         ¿Le duele?

         Si no me lo toco no, pero si lo presiono duele un poquito

         ¿En su familia hay antecedentes de diabetes?

         No

         ¿Ha bajado de peso?

         Creo que he subido

         ¿Tiene alguna cirugía?

         Una cesárea

         Muy bien, regrese con la ecografía por favor

         Ok

 

Ahora, tomando un poco de conciencia de los hechos me pongo a pensar que puede ser algo realmente grave. Y lo primero en que pienso es en si me voy a morir pronto o no, toda esta cuestión de las radiaciones y quimioterapias me parecían tan lejanas y ahora están quizás solo a unas horas de ser confirmadas (aunque puede que no sea nada). Tengo 29 años, me digo, soy muy joven para morir, o para tener cáncer (aunque eso no es cierto, uno puede nacer con cáncer, pero es inútil saberlo, simplemente no quiero creer que me esté pasando a mí).

 

Pero no lo tomo tan trágicamente, es más, lo estoy tomando demasiado deportivamente. Espero que no sea nada malo, prefiero comenzar a preocuparme cuando el doctor confirme el diagnóstico o lo descarte. Recién ahí sabré qué hacer o no hacer.

 

Me recetaron unas vitamina, que me alimente bien, que coma huevo, nada de alcohol (nooooo) por el momento, nada de drogas (ja), hasta que terminen los exámenes médicos. Solo queda esperar.

Anuncios

Desconectada

Ufff, de nuevo por acá, ya extrañaba mi blogcito, aunque no creo que sea como antes (espero), no quiero revelar tantas cosas de mi vida, aunque las historias de mis fracasos serán inevitables. 

A ver, hoy es 30 de enero, así que como ya ven, es recurrente esto de un mes para todo, un mes con todas mis parejas (3 en realidad, lo que no es mucho), un mes cada vez que digo que voy a dejar el blog para siempre, un mes que me esfuerzo por hacer algo diferente y termino haciendo lo mismo.

Pero mi entusiasmo es ejemplar, por lo menos lo intento, pongo todas mis energías en ello, y luego me aburro de esforzarme tanto, quizás por eso estoy aquí otra vez escribiendo.

Les cuento un poco que fue lo que hice este mes, como para ir poniéndonos al día. En año nuevo no salí (como siempre), aunque me quedé un poco preocupada por mi amiga M que me llamó y me dijo que estaba mal y cuando traté de comunicarme con ella no me quería contestar.

Luego lo de siempre: la cena, los cohetes y la cama. Nada del otro mundo. Sigo con el francés. Este mes me matriculé en la noche así que iba de 7 a 9, pero en febrero vuelvo a las mañanas, de 9 a 11, porque me la paso durmiendo todo el día y no hago nada productivo. Casi todos los días de enero han sido días de sueño. Me la he pasado más horas durmiendo que despierta.

Las dos primeras semanas tuve que ir a la U a terminar un curso que se había quedado a medias. Mi promedio ha subido y ya puedo soñar con ganarme alguna beca para Francia o para España. Sería lo máximo. USA no me atrae mucho. Argentina o México también puede ser. Solo me falta este año de U y se acaba por fin. 

Las otras dos semanas solo quedaban para repasar el francés, hoy fue mi examen final y pasé con 15, que era la más alta nota del salón, pero para mí es baja. Hay otras razones para cambiarme de horario, quiero ir otra vez a las charlas del MHOL y con el horario de noche no podía, también quiero hacer algunos cursos extras y todos eran de noche, así que no pude inscribirme a nada. Febrero comienza recargado.

Algo más? Si, todo este mes no he ido a ninguna fiesta ni reunión ni salido a huevear con mis amigas. Estoy medio enclaustrada en mi casa pensando (y solo pensando) en mi futuro, aunque también soñando. Por suerte no siento la necesidad de salir como antes. Un año de experimentación, investigación y aprendizaje fue bastante, necesitaba un descanso de todo eso.

Tampoco me conecto mucho al msn, ha perdido un poco el gusto para mí, antes era inevitable pasarme todo el día conectada a él, ahora ya no, generalmente entro como no conectada y me quedo mirando a la gente que está conectada, imaginando qué hacen o qué dicen, o entro muy de madrugada, cuando sé que casi nadie estará. La soledad regresó a mí con un rostro más amistoso, un rostro que refleja calma y satisfacción.

Estoy bien y otra vez escribiendo. Au revoir.