Hablando de prohibir

Ayer estuve viendo un rato Cuarto Poder en canal 4 (ya que no salgo ahora me dedico a ver tele cuando no estudio o hueveo). Pasaron un informe sobre una costumbre andina que consiste en pelear con hondas. Lo que yo sé es que pelean entre pobladores de distritos distintos y es casi un ritual, una forma de demostrar algo a los otros: valentía o qué se yo. Sale mucha gente herida después de la batalla y hasta algún muerto puede haber.

Lo malo es que solo escuché los comentarios finales de los conductores (por cambiar de canal constantemente). Lo que dijeron no me pareció sorprendente y hasta estuve de acuerdo con ellos. Dijeron (y esto no es textual porque no recuerdo exactamente las palabras que usaron) que algunas costumbres deben ser prohibidas ya que causan daños y hasta la muerte. Que no porque sean culturas milenarias se debe aceptar todo lo que hagan o dejen de hacer.

Cuando me puse a pensar en sus palabras, me pregunté cómo, por qué y quién las prohibiría, imagino que el cómo, es con leyes, el por qué, porque son primitivas, violentas, lesivas, salvajes, letales, etc., y quién, pues el Estado. ¿El Estado puede prohibir este tipo de tradiciones? Espero que no. Pero no porque esté de acuerdo con la violencia o la agresión hacia los demás, sino porque no tenemos la más mínima autoridad para decirles o prohibirles practicar actividades en las que ellos están de acuerdo. Es decir, nadie los obliga a agarrarse a hondazos. Ellos lo hacen porque sienten quizás que es una parte de su identidad seguir practicando este tipo de actividades.

Ahora me pueden decir que esto de matarse unos a otros a hondazos es primitivo, salvaje y bárbaro. Puede ser cierto, no lo niego, pero ¿no es primitivo, salvaje y bárbaro declarar guerras y bombardear pueblos matando a miles sin que no se pueda hacer nada contra ello? ¿Si “nosotros” (y con nosotros me refiero a aquellos que creemos que somos mejores y podemos decidir por los demás que es lo que está bien y debe ser permitido y qué es lo que está mal y debe ser prohibido, o sea, al mundo occidental) les podemos prohibir a ellos matarse a hondazos, ellos no tendrían el mismo derecho de prohibirnos a nosotros matarnos a bombazos? ¿Quién es el que decide cómo y cuándo prohibir, quién tiene esa autoridad casi suprema? Obviamente, los que tienen más poder económico, militar o cultural. Ellos pueden prohibirnos cosas y hacernos creer que es lo correcto sin el menor problema.

Aunque quizás las comparaciones son muy bastas en este caso, sería mejor hacer comparaciones más pequeñas. Pongamos por ejemplo tres actividades, una que se realiza en casi todo el mundo occidental (y “desarrollado”), otra que se realiza en España y la que se realiza acá nomás en nuestras serranías: el boxeo, el encierro de Pamplona (o San Fermín) y la pelea con hondas.

Todos nosotros sabemos cómo se realiza una pelea de box (al que llamamos “deporte” porque tenemos el poder de llamar como nos dé la gana a las cosas, por algo somos los desarrollados), estos hombres (o mujeres) se agarran a puñetazos en 12 rounds o hasta que alguno de ellos caiga nockeado. Muchos de estos boxeadores quedan con daños cerebrales irreversibles y otros mueren. Podemos decir que es salvaje, primitivo y bárbaro, pero está aceptado por la sociedad (silenciosamente) y no escuchamos muy seguido que salgan a decir por televisión o radio que deba prohibirse. Y muchos creerán una locura que en el Congreso se discuta su prohibición. Es más, nos sentimos orgullosos de Mauro Mina y lamentamos que un chico con tanto futuro como Mario Broncano se haya echado a perder por las drogas.

En España también les parecería una locura que se prohíban estas corridas de toros persiguiendo personas por las calles de Pamplona. No solamente sería una locura, sino simplemente una estupidez. ¿Por qué? Porque es parte de la identidad española, nosotros los reconocemos porque aparte de hablar el español “más castizo”, comer paella, matar toros a diestra y siniestra, sabemos que si vemos a unos tipos corriendo perseguidos por toros que los aplastan, los levantan, los tiran, los hieren y a veces hasta pueden matarlos, estamos viendo algo muy español. Vamos que estos españoles si que saben rentabilizar la muerte, miles de turistas solo van a ver estas tradiciones. ¿No es primitivo, salvaje y bárbaro? Tal vez, pero no nos importa.

En la Sierra peruana, y quizás también en la boliviana, vemos a un grupo de hombres romperse la cabeza a piedrones, una costumbre que construye su identidad y lo primero que se nos ocurre pensar es en prohibírsela ya que ellos sí son primitivos, salvajes y bárbaros. Así que papá Estado debe intervenir rápidamente para que estas personas no terminen matándose porque, ignorantes ellos, no saben lo que hacen.

¿Que es lo que tienen en común estas tres actividades? Entre otras cosas, aparte de la extremada violencia (que nos parece normal en las dos primeras porque estamos “acostumbrados”!), las tres son consideradas parte de la identidad de un pueblo, las tres son tradiciones y costumbres arraigadas y maceradas por cientos de años, en las tres las personas que las realizan son mayores de edad con conciencia de lo que hacen, en ninguna de las tres no se obliga a las personas a que se maten, sino que son prácticas consensuadas por la sociedad, es decir, negociadas, pactadas, permitidas por sus propias culturas y por sus propios habitantes, y refrendadas (en las dos primeras abiertamente, en la última solo tolerada) por Estados diversos.

Abrimos nuestros ojos ante la violencia de gente con la que no nos identificamos y vemos todos sus defectos, pero no hacemos lo mismo con la violencia a la que nos acostumbraron desde chicos, porque es más fácil y cómodo mirar con ojos acuciosos lo extraño y descartarlo completamente, sin darnos cuenta de que al tratar de mirarnos a nosotros mismos estamos ciegos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s