Sin querer queriendo

El miércoles fui a ver la película de Claude Chabrol en el CCEspaña (“Las dulces amigas”). Llegué tarde y la película ya había empezado hacía media hora. El primer piso estaba lleno así que tuve que irme al segundo. A mí me gustan las películas francesas sobre todo las antiguas y las de la Nueva Ola, aunque en estos tiempos esas películas pueden parecer muy lentas o muy largas. Me encontré con dos chicas que conozco del mhol. Yo creía que se habían encontrado ahí como cualquiera, pero creo que no fue así y yo estaba haciendo de mal tercio (como casi siempre).

 

Cuando salimos de ver la pela, una de ellas, N, preguntó ¿y ahora qué hacemos?. La otra, E, dijo: vamos a Telefónica a ver qué hay. Ok, dijimos y fuimos. Cuando nos aburrimos, N dijo para ir a Miraflores. Ok otra vez. Pero ¿a dónde? Eran las 6. El Vale está cerrado, dijo N. Como parecía que querían ir a una disco dije para ir al Twin, porque a esa hora ya está abierto. Ya, dijeron emocionadas. Entonces fuimos. En el camino hablamos de lo que es ser activa, pasiva y moderna, parece que eso es lo primero que hablan las lesbianas cuando se conocen y hay una por lo menos que recién empieza. Y E recién está empezando así que teníamos que explicarle un montón de cosas. Pero igual yo no ayudé mucho y creo que solo ayudé a confundirla más.

 

Llegamos al Twin, habían un par de parejas, era temprano, pedimos dos jarras y seguimos conversando. Fue ahí cuando me di cuenta que N quería con E, y obviamente quería desde hace rato pero yo, distraída o volada, no me había percatado. No sabía si irme o seguir ahí. Terminamos las jarras y me quito, pensé. Cuando salimos. N dijo: vamos al Vale. E dijo: ya. Y se suponía que yo estaba incluida así que las seguí. En eso me llama Sh y me dice que K está en Lima por sus días libres. Entonces le mando un misio y me contesta, me pregunta en dónde estoy y le digo que estoy yendo al Vale, así que quedamos en encontrarnos ahí.

 

Con N y E primero pasamos por el Bobos y miramos un rato, todavía no había gente, de ahí nos pasamos al Vale haciendo un poco de finta para que pase E que no había llevado su DNI. Pasamos y era obvio que estaba vacío. N seguía intentándolo con E, pero ella no quería y se resistía a que N la besara todo el tiempo. Lo único que aceptaba era que anduvieron de la mano por la calle. Llega K, la presento, me cuenta las locuras en las que está metida ahora: sale con su pareja y con su ex. Es decir, está con las dos (la que puede puede). Nos aburrimos en el Vale y nos vamos. E ya tiene que ir a su casa así que nos despedimos en el paradero y yo me quedo un rato con K, vamos al Bobos otra vez, ya había regular gente, compramos cuatro cervezas y seguimos tomando esperando que llegue su pareja K2 (su nombre también comienza con K, y de N también, pero demasiadas Ks). Cuando llega salimos y vamos al Kentucky, y yo otra vez haciendo de mal tercio. Terminamos y yo ya quería irme, pero K2 no quería que me vaya no sé por qué problema con K, igual me fui, no era mi problema y que siguiera ahí solo podía empeorar las cosas.

 

Imagino que por tomar tanta cerveza helada al día siguiente desperté con un resfrío espantoso

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s