Gpuc-guds y Acción Crítica

Gpuc-guds (http://gpuc-guds.blogspot.com/) es un grupo de universitarios que están reactivando lo que fue el Gpuc que empezó hace más de 10 años en la PUCP, y que, estaba metido en medio del marasmo hasta que decidieron revivirlo esta nueva generación de estudiantes combatientes y con menos miedos. Los he visto en la entrevista que les hacen los chicos del Mhol y que sale en perunet.tv y luego en la conferencia que organizaron sobre madres lesbianas.

Son casi unos niños e impresiona lo que están logrando al organizar este tipo de actividades con el coraje que a veces le falta a mucha gente que les dobla la edad, porque son acciones subversivas dentro de su U (y ser subversivo no es malo eh, es una palabra satanizada, pero que se debe usar de vez en cuando para explicar algunas situaciones, como la que estoy mencionando ahora) al confrontar el pánico homosexual latente y patente que existe en ese ambiente académico.

Y son subversivos porque hablar de homosexualidad en una universidad que se regodea con su título de pontificia y católica, no es nada fácil ni simple. Y ahora que la U lucha porque ese título no pese tanto en el juicio que están llevando contra la iglesia católica, que no entiendo de qué va, pero que parece que quieren apoderarse del control de la U (una acción que se podría llamar “natural” de parte de la iglesia), todo esto parece paradójico.

Mientras las autoridades se enfrentan legalmente a la iglesia, no se enfrentan al conservadurismo, la homofobia y el miedo a hablar de sexualidad abiertamente. Y a eso es lo que está se está enfrentando el colectivo Acción Crítica (http://accioncritica.blogsome.com/ que postulan a ser representantes estudiantiles, y que, entre otros compromisos, plantean: erradicar el tabú de la sexualidad de las políticas de la Universidad, promoviendo espacios de formación en Estudios Generales. 

O lo que colocan en el blog de los postulantes (http://reahacer.blogspot.com/): Así como planteamos la continuidad del proyecto de la REA, también queremos llevar un tema medianamente nuevo a debate: la inclusión de temas de sexualidad dentro de la producción de conocimiento de la universidad, junto con la prohibición de discriminación por orientación sexual e identidad de género. Este tema no es nuevo para el colectivo: hace tiempo que reivindicamos las luchas por la diversidad sexual desde nuestra posición de estudiantes con una mirada crítica hacia la vida.

El tabú de la sexualidad no será erradicado solo desde la publicación y generación de conocimiento, sino también desde el brindar la oportunidad de informarse y aprender sobre sexualidad, en el sentido amplio de la palabra, a los alumnos que no necesariamente vayan a especializarse en el tema. Es por esto que proponemos abrir cursos de género y sexualidad en estudios generales (letras y ciencias) para que los estudiantes tengan la oportunidad de conocer más del tema, comprender que la sexualidad abarca muchas más cosas que métodos de anticoncepción y formarse en un ambiente de pluralidad. Es también reconocer a la sexualidad como un ámbito de nuestras vidas, como un derecho y cuestionar el sentido común de la heterosexualidad como norma

Una propuesta valiente considerando que se arriesga a muchas formas de hostilidad; una propuesta transgresora considerando que jode, fastidia, molesta y saca de sus casillas a todos los que creen que esos temas deben debatirse en cuartos cerrados, en susurros y con todos los participantes avergonzados; una propuesta nueva, porque leyendo las que se publican en su periódico semanal veo lo mismo de siempre, y me digo, ¿hasta ahora no arreglan esos asuntos?, el año pasado leí lo mismo, ¿o realmente es muy difícil arreglarlo? Seguramente será así, pero el tema de la sexualidad nunca había sido tocado tan directamente. Y que mujeres jóvenes bisexuales y lesbianas sin miedos lo hagan me parece genial. Poner el tema sobre el tapete es importante, visibilizar la existencia de diversas formas de amar también es vital y lograr que tu vida sea una forma de hacer política requiere mucha entrega y pasión, además de la valentía necesaria en un mundo hostil y aterrorizado por lo diferente.

Y no sé, no me gusta reivindicar la categoría “mujer”, pero de vez en cuando me siento llena de orgullo de ver lo que hacen algunas “mujeres” y de que yo comparta por lo menos algunas características físicas que me hacen pertenecer al colectivo “mujer” (así trate de escapar de él). Y pues (en mi momento pleno de chovinismo, no sé si esté bien usada la palabra) no puedo dejar de pensar que gracias a todas aquellas que nacimos con vagina y ovarios, y que se enfrentaron a todo tipo de problemas por el simple hecho de “nacer mujer”, el mundo es más habitable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s