finalizando

Terminó la jornada antirracista. Una semana impresionante en donde aprendí más de lo que creí que aprendería, y eso que dos días solo fueron usados el primero para una exposición sobre afroperuanos y el segundo para ir a la protesta por la matanza de indígenas amazónicos. En el curso había una española preciosa que me gustó mucho, pero pudo más la timidez. Compré el libro de la profesora Yuderkys y me puso en la dedicatoria: “Por el tránsito de la utopía compartida. Por la lesbiana oscura que llevamos con pasión y orgullo.” Me gustaría poder resumir todo lo que hicimos y todo lo que hablamos. Tantas cosas que a mí me parecían obvias, pero a las que no le daba importancia, mi propio racismo interno trabajado para voltearlo y crear estrategias de confrontación hacia discursos que nos quieren convertir en seres sin valor por cuestiones biológicas, geográficas, religiosas, culturales y demás. Algún día quizás me anime a escribir sobre eso, poco a poco y con calma, aún debo procesar todo lo que me enseñaron.

En el fin de clase cantó Ochy Curiel y sus canciones tenían letras preciosas, también hizo una performance Mónica Carrillo (realmente impresionante). Al terminar me quedé con un espíritu así bien lleno de buenas sensaciones y me da mucha pena que haya terminado. A las 4 de la tarde me fui a casa a descansar ya que la noche anterior fue el fin de fiesta del Outfest, y todos los chicos y chicas que apoyaron como voluntarios nos reunimos para celebrar que todo haya salido bien y que este año la presencia de mujeres haya sido mayor.

A las 2 de la mañana, luego de la fiesta, fuimos a comer pollo a la brasa al jirón de la unión, yo era la única mujer entre todos los chicos (lo que demuestra que los hombres pueden hacer con su vida y su tiempo lo que mejor les parezca, pero las mujeres no). Cada uno dijo algunas palabras sobre lo que sentía luego de dos semanas de proyecciones. Todos agradecían mi presencia en representación de las chicas y que se sentían muy felices de habernos incluido este año. Luego me pidieron que hable, y claro, yo con roche, tuve que hablar.

Agradecí a Rolando por permitirnos participar del Outfest de este año, le dije que esperaba que el otro año haya más lesbianas en el evento y que se convierta en un espacio más de confluencia de todos aquellos que siguen buscando su lugar en el mundo. La cosa se puso bastante sentimental, se notaba en el ambiente generado por la alegría de haber participado en un proyecto difícil de llevar a cabo y la tristeza de que se termine esa reunión de personas que, apasionadas por las películas, convierten su pasión privada en algo público, haciendo política desde nuestros gustos y preferencias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s