Después del activismo

Cuando conocí a mi amigo J estudiábamos la misma carrera en la U, luego él se salió para dedicarse a sus negocios y ya no volvió más. Nos hicimos buenos amigos, yo no sabía que él era gay, porque yo tenía una idea estereotipada del gay que él no representaba. A mis amigas les gustaba porque es guapo y fue en una de esas que estábamos en grupo que una de ellas dijo que le parecía muy guapo y otra comentó que era maricón.

Yo me asusté por la fuerza de la palabra, J dejó de ser guapo para pasar a ser un maricón. Pero obviamente a J no le importaba y se mató de risa cuando comenzamos a hablarnos y le conté esa anécdota. Nos hicimos amigos, yo quería y necesitaba ser su amiga, nunca había tenido un amigo gay, y menos uno abiertamente gay, me parecía muy valiente que no lo negara y es más, que esperara que todos se enteraran.

Yo podría decir que gracias a él comencé a salir del clóset. Andar con él me llenaba de su estigma y me sentía orgullosa de ello. Además, él era activista de Raíz Diversidad Sexual, un grupo LGTB sanmarquino y recordado como el más radical de todos. Me gusta saber que ese grupo salió de San Marcos, me siento orgullosa de ello.

No recuerdo cuándo le dije que me gustaban las mujeres, no recuerdo si fue a él al primero que se lo dije, porque en esos tiempos también conocí a mi amigo N y no es que él si entrara en el estereotipo de gay afeminado sino que era tan dulce, bueno y sensible que me decía a mí misma, este chico tiene que ser gay porque no es el típico estudiante supermacho y gilero, no performaba esa actitud, no reforzaba esa masculinidad que parece que los hombres tienen que reforzar para sentirse hombres así como las mujeres tienen que reforzar su feminidad para sentirse “más” mujeres.

Y exprimiendo mi cerebro recuerdo que fue a N a quien se lo dije primero, pero no se lo dije de frente, sino por msn, primero le pregunté si él era gay y me dijo que sí, ahí fue que le dije que yo era lesbiana, y él lo tomó normal obviamente; luego se lo comenté a J y no podía creerlo.

Después de decírselo a ellos dos, decidí crear el blog, luego, ir al MHOL, conocer las discos y disfrutar de la vida, pero me fui involucrando cada vez más en la problemática de mi comunidad. Sobre todo, el estigma y la discriminación, sentí que no podía quedarme de brazos cruzados, y todo lo que antes era diversión y joda se fue convirtiendo en coherencia y reflexión.

Ahora estoy aquí, metida hasta el tuétano en el activismo. N está en sus cosas, él prefiere no meterse en esto, J está decepcionado del activismo y dice que ya se me pasará esta etapa. Y lo que él me dice me da miedo, porque lo dice por experiencia, porque él fue un activista muy comprometido con todo esto. Y pienso en todo esto porque esta semana he participado en diversas reuniones de movimientos lgtb y me llevo una imagen triste de todas ellas. Todos peleándose, fraccionándose, quejándose los/las unos/as de los otros/as y me pregunto para qué están trabajando, qué es lo que piensan, qué es lo que quieren.

El domingo acabamos de formar nuestro Bloque Estudiantil LGTBI Perú, somos jóvenes, somos inocentes, somos idealistas, espero que no nos contaminemos  de las rencillas y lo egos acumulados de los otros grupos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s