los baños

Tengo buenos recuerdos de los baños aunque me digan que son sucios o no sé qué líos con la salud pública. En los baños de las discotecas encontré más posibilidades de explorar mi sexualidad que en las discos de ambiente o en los hoteles de la arequipa y alrededores.

El baño no fue en donde me dieron mi primer beso lésbico (fue en la pista de baile), pero sí fue en donde avancé más de lo que creía que podía avanzar en una noche.

Además, estaba el sentido de la aventura, la sensación de estar violando ciertas reglas, la adrenalina de hacer algo apurada porque te están tocando la puerta, el orgullo de salir de ahí en pareja sabiendo que todas sabían lo que había pasado.

Pero en los baños no solo me he divertido, también he llorado, he descargado mi rabia, he tratado de controlar mi verguenza, he encontrado refugio para ciertos momentos en los que era inevitable tener que esconderme o escapar de algo.

Y viendo el video de Naked (Bizarre love triangle) en youtube, he recordado lo bueno que fueron los baños para mí, así que por eso escribo esto.

PD: no puedo colgarlo porque se desactiva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s