Su orgasmo, mi orgasmo

Yo ya lo daba por perdido y no me lamentaba mucho por ello. Es decir, me he masturbado desde que tengo 12 años aproximadamente, así que sabía muy bien lo que era un orgasmo.

Cuando tuve relaciones sexuales con chicos nunca tuve orgasmos, luego con mi ex esposo tampoco. Obviamente pensé que era yo la que tenía el problema. El sexo era bueno pero nunca estaba eso que mis amigas decían que era genial y que no podían vivir sin eso, y me miraban lamentando mi suerte.

Así estuve desde los 21 hasta los 28. Me separé de mi esposo y comencé a salir con chicas, algo que quería hacer desde hace muchísimo tiempo, pero el amor y otros demonios me lo impidieron. Ahora que no había nada que obstaculizara mi camino a un conocimiento y comprensión mejor de la vida y la sexualidad estaba dispuesta a explorar por los caminos del lesbianismo. Conocí a muchas chicas, al comienzo por el blog, luego por ser activista. Me acosté con algunas de ellas y… otra vez nada.

Entonces otra vez pensé que el problema era yo, obviamente estas chicas tenían sus orgasmos y eran felices y yo me preguntaba si mi vida sería de nuevo la misma vida sin orgasmos que había llevado hasta ahora. Al comienzo me opuse triste porque pensé que el asunto este se solucionaría si cambiaba de… como lo digo? Pareja sexual???  No lo sé. Sin embargo, creí que algo mejoraría, aunque lo único que pude comprobar fue que acostarse con mujeres era muy diferente a acostarse con hombres, lo que no era una novedad, ya me lo imaginaba, pero quería comprobarlo. Tienen tiempos distintos, formas especiales de hacer las cosas, bastante intuición, más conocimiento del cuerpo en su integridad y muy poco miedo. Pero de orgasmos, nica.

Quién pensaría que a los 30 recién tendría un orgasmo con una persona, y aún mejor, con una chica de 21 años, y mucho mejor aún, con una chica a la que quiero y deseo todos los días, que me vuelve loca de vez en cuando, pero la mayoría de las veces me da tranquilidad, comprensión y ternura, una chica que se entrega totalmente a mí y aguanta mis tonterías. En pocas palabras, mi chica.

Y sucedió así:

Al principio, cuando empezamos a salir nos acostábamos casi todas las semanas y era divertido, pero nada más, otra vez ese orgasmo huidizo que se escapaba de mis manos. Luego ella me dice que tampoco había tenido orgasmos con sus anteriores parejas. Yo me sorprendí. Al comienzo creí que era mentira, pero luego lo comprobé: tampoco tenía orgasmos conmigo.  Después de eso, terminamos.

Cuando volvimos lo intentamos otra vez y de ahí ya no me importó, otra vez a acostumbrarme nomás. Pero una noche, mientras estábamos haciéndolo ella tuvo su orgasmo por primera vez en su vida. Es decir, su primera vez con alguien, porque ella también se masturbaba de vez en cuando.

Y me pareció sensacional viendo que por fin lo había tenido y yo había sido parte importante en su realización. Entonces ella me dijo algo que pensaba que era muy difícil de lograr: te prometo que vas a tener un orgasmo.

Así seguimos, ella volvió a tener orgasmos y yo nada, hasta que una noche de un lunes de noviembre, en su casa, por fin lo tuve. Al comienzo no creía que lo que sentía era eso. Ese sentir que algo viene a tu cuerpo con fuerza y que no puedes resistirlo y tratas de controlarlo y luego se sale de control y todo tu cuerpo se ve invadido por un placer alucinante hasta que termina y piensas que fue lo máximo y que qué has estado haciendo tanto tiempo sin poder disfrutar de esto con alguien a quien quieres.

Luego volvimos a hacerlo un miércoles de esa misma semana y esa vez fue mejor, porque tuve dos orgasmos seguidos (y con eso me enteré que podía ser multiorgásmica), primero uno fuerte e intenso; unos segundos después, uno lento e integral. Fue impresionante. La última vez fue un viernes, y ahí me despedí de los orgasmos, y no sé porqué, pero hasta ahora no he vuelto a tener uno. Ella aún los tenía también, pero ahora muy de vez en cuando.

Estoy segura de que volverá en algún momento, pero si no vuelve tampoco me importa, ya lo viví, ya sé lo que es tener un orgasmo con la persona que quieres, y te quiere. Ya puedo descansar en paz.

Visita al psicóloco

Hoy fui al psicólogo, es mi segunda visita porque me está haciendo un test de personalidad. El psiquiatra me derivó a psicología para que me diera armas para enfrentarme a la fobia social, aparte de hacerme un test de personalidad y otro de cociente intelectual, así que fui. Hasta ahora no me ha dado nada. Me ha hecho varias preguntas sobre mi vida. Este es un pequeño diálogo que tuvimos:

P: ¿De qué religión eres?

Yo: Soy atea

P: ¿Eres agnóstica o atea? a ver explícame

Yo: Soy atea, no creo en Dios, creo en el ser humano, así de simple

P: ¿Y por qué decidiste ser atea?

Yo: Imagino que fue una cuestión de análisis y de reflexión personal

P: ¿Y te sientes bien?

Yo: Sí, claro

No sé si el doctor me preguntaba eso para ver si yo me molestaba y analizar mi personalidad colérica o ver si lo tomaba bien, o si me llegaba. Aunque parecía muy sincero con sus preguntas estúpidas, sobre todo la última.

Esta semana regresé y entre todas sus preguntas salió lo de la pareja.

P: ¿Me dices que tienes una hija y que estás separada?

Yo: Así es

P: ¿Por qué te separaste?

Yo: Se acabó el amor

P: ¿No fue por una cosa terrible o alguna discusión fuerte?

Yo: No, todo fue muy tranquilo, simplemente ya no nos queríamos como antes

P: ¿Y en dónde estás viviendo?

Yo: Con mi hija en la casa de él, somos muy civilizados

P: ¿Y duermen juntos?

Yo: No, dormimos separados

P: ¿Entonces están separados de cuerpos, digamos?

Yo: Sí

P: ¿Y ahora tienes alguna relación? ¿Estás saliendo con alguien?

Yo: Sí, tengo pareja

P: ¿Y te llevas bien con él?

Yo: Mi pareja es una chica

P: Ah ya, ¿estás con una chica ahora?

Yo: Sí

P: ¿Y te sientes bien?

Yo: Muy bien

P: ¿Y cómo así decidiste estar con una chica ahora?

Yo: Bueno, técnicamente sería bisexual aunque prefiero denominarme lesbiana por un asunto de valorar una palabra que no tiene porqué ser ofensiva para nadie. Pero siempre me han gustado los chicos y las chicas, me he enamorado de chicas y de chicos y creo haber sido muy feliz con ambos

P: ¿Y tienes una pareja hombre también?

Yo: No, solo chica

P: ¿Y cuándo te diste cuenta de tu opción?

Yo: No es una opción, es una orientación sexual, como la heterosexualidad y la homosexualidad

P: ¿Y por qué no es una opción?

Yo: Creo que nadie puede escoger una vida en la cual te van a despreciar, humillar, insultar, discriminar y marginar con el transcurrir del tiempo y en casi toda tu vida, y en donde tengas que estar dando explicaciones de la movilidad de tus afectos todos los días.

P: ¿Y no te importa que no puedas tener hijos?, ya sabes, mujer con mujer no pueden tener hijos

Yo: Yo no quiero tener más hijos, y no creo que sea necesario en esta vida tenerlos, no creo que sea el destino, la tarea o la misión de las mujeres el procrear, no soy un útero con patas esperando a que me fertilicen, soy una persona feliz así como estoy.

P: De acuerdo, ¿y tú pareja qué edad tiene?

Yo: 21 años

P: Es bastante joven

Yo: Si

P: ¿Y piensas casarte con ella?

Yo: No quiero casarme, además recién llevamos 6 meses y solo lo haría si es completamente vital para ella hacerlo y solo por ella lo haría porque a mí no me interesa, no creo que sea necesario para seguir siendo felices como estamos ahora

P: ¿Pero piensas vivir junto con ella?

Yo: En el futuro sería lo ideal

P: ¿Y quién es la activa en la relación?

Yo: ¿La activa?

P: Si, la que asume el rol masculino

Yo: No nos manejamos por roles, ninguna de nosotras es pasiva o activa, no creemos que sea necesaria la presencia de un rol activo o masculino para consumar una relación con una mujer y que esta necesariamente tenga que ser pasiva. Esas son ideas que nos han hecho creer para pensar siempre que es necesario que existan un hombre y una mujer en una relación afectivo-sexual y que si no es así todo lo demás serán simples imitaciones que carecen de valor.

P: ¿Y me has dicho que haces activismo?

Yo: Sí, soy voluntaria en el MHOL

P: ¿Qué es el MHOL?

Yo: El Movimiento Homosexual de Lima

P: ¿Así?, nunca había escuchado de eso

Yo: Es uno de los más antiguos de América del Sur. Este año cumple 28 años desde su fundación.

P: Qué interesante

P: No entiendo porqué han pedido un test de cociente intelectual

Yo: Yo tampoco

P: La próxima semana tiene que venir tu mamá

Yo: ¿Mi mamá?

P: Si

Yo: ¿Por qué?

P: Es necesario para terminar el test de personalidad

Yo: Está bien

Así que no sé qué hacer ahora para que mi mamá acepte ir donde el psicólogo conmigo. Creo que la sobornaré.