libertad o amor

hace algunas semanas cumplí 31 años, y K hizo todo lo posible para que mi cumpleaños fuera muy lindo.

fuimos a una discoteca con varias amigas, recibí mucho regalos en el trabajo y en el MHOL, me embriagué terriblemente y terminé agarrando con tres amigas en medio de la pista de baile

K me vio y se molestó mucho, también lloró, se quiso ir porque se sintió muy lastimada por mi comportamiento, pero a pesar de todo se quedó para no dejarme en ese estado de inseguridad en el que me situaba mi estado de embriaguez.

amanecimos juntas, parece que lloramos mucho porque nuestros ojos estaban hinchadísimos y en el transcurso de los días tratamos de arreglar nuestra relación que había sufrido un resquebrajamiento por mi culpa, por ese deseo inconsciente y tan interiorizado en mí de ser libre y hacer lo que me dé la regalada gana sin importarme si lastimo a los demás

K terminó perdonando mi actitud varios días después y puedo decir que ahora estamos bien otra vez

por ella dejo de lado el principio que más valoro: la libertad, y escojo el principio que viene después: el amor.

por ella hago ese enorme sacrificio, porque para mí es un sacrificio no poder ser libre y disfrutar de todo lo que se puede disfrutar en la vida,

pero no lo hago con pesar, porque sé que ella se basa en la fidelidad y la monogamia para mantener una relación y si la amo debo tratar de conciliar eso con mi vida,

porque no quiero perderla, porque la amo, porque no quiero volver a lastimarla, porque es posible, a veces, ceder la libertad al amor sin pensar que estoy equivocada.

Anuncios

A punto

a ver, cómo lo explico, no tengo tiempo de escribir por múltiples razones:

primero, mi trabajo en la editorial que me quita casi todas las horas del día y de la tarde, trabajo de 8 y 30 de la mañana a 6 y 15 de la tarde de lunes a viernes, aunque muchas veces tenemos que hacer horas extras esos mismos días o los sábados.

de ahí, lunes, miércoles y viernes, voy al MHOL a apoyar en los espacios que están funcionando para lesbianas y bisexuales

luego, activo también por la legalización del aborto, lo que me quita el tiempo que no uso para el trabajo o el MHOL

los fines de semana se los dedico a mi hija

por suerte, con mi novia nos encontramos para almorzar juntas o en el MHOL o en el activismo pro-aborto, o en cualquier otro lado, tengo suerte de que ella sea muy paciente conmigo cada vez que me ve estresada por las múltiples cosas que tengo que hacer o cuando pierdo la paciencia y reniego con todo el mundo

aparte del trabajo, MHOL, activismo pro-aborto, hija y novia, también estoy involucrada con el Bloque Estudiantil LGTBI, con mi grupo de diversidad sexual de San Marcos, Versiones, y con el activismo animalista

además me salen algunas actividades que no puedo dejar de lado como el viaje que tuve hace poco a Ecuador en donde estuve una semana para la presentación de unas actividades que hacemos por acá, o el conversatorio que dimos varias lesbianas y yo en el centro cultural de España este jueves pasado, o la próxima conferencia que daré el jueves en San Marcos

además de algunos trabajos como correctora de textos que no puedo dejar pasar porque de eso vivo, entonces, tengo trabajo de dos editoriales como free lance, y eso ocupa mis madrugadas

a veces no almuerzo y muchas veces no duermo

por eso no escribo

pero quizás también sea porque mi vida amorosa está muy tranquila últimamente, estoy bastante estable, lo cual es algo que me parecía casi imposible el año pasado, aunque tengo que contar algo que hice en mi cumpleaños, eso es lo que viene en el próximo post antes de que caiga muerta de sueño.