Sobreviviendo

Yo aún guardaba la esperanza que de ella olvidara a la otra y me volviera a querer a mí como antes, pero no fue así. Cuando el amor nace es difícil matarlo y cuando se acaba resulta casi imposible revivirlo, y parece que eso pasó con ella

Obviamente la extraño mucho y cuando me doy un tiempo para pensar en ella se me salen las lágrimas sin que pueda evitarlo. Sé que lo que siento ahora pasará, que la olvidaré, que en algún momento será parte de mi pasado, pero ahora no puedo olvidarla. Sé también que lo mejor es no verla, no enviarnos mensajes, no darnos esperanza de nada, porque hacer eso solo alargó la agonía de nuestra relación. Eso es lo más sano. Si ya no te quieren vete, no supliques por un poco de amor, es inútil y ese amor no te consuela, no te satisface y solo terminas muy infeliz.

Así que trabajo en ello, en lograr superar lo que me está pasando, en tratar de arreglar un poco mi vida después de ella, en volver a soñar. Es difícil, me dan ganas de no soñar nada, de no planear nada, solo de dormir y dormir, pero sé que eso también es imposible, tengo demasiadas cosas que hacer que estoy dejando en stand by por la tristeza que me embarga.

Sigo yendo al trabajo a pie, es una hora de caminata, dejé mis audífonos olvidados en algún lugar y tengo que recuperarlos para que la caminata sea más entretenida.

Ayer volví a ver a una amiga a la que quiero mucho, ella también se sentía triste y vacía a pesar de tener un novio que la quiere y a la que ella quiere, pero ella no puede olvidar algunas decepciones del pasado que las tiene marcadas en el cerebro y cuando trata de ser feliz vuelven a amargarle la vida. Entonces se siente muy infeliz y solo vive para ir al trabajo. Me dijo que un buen paso para su recuperación fue llamarme e invitarme a salir. Fuimos al Twin, al que no iba hace mucho tiempo, y tomamos tres jarras y comimos un montón de tequeños. Ella es muy divertida y pude sortear mi infelicidad muy bien. La pasamos genial por suerte y quedamos para ir juntas al concierto de Julieta Venegas. Espero que esos planes sí se cumplan.

Me fui a mi casa medio ebria y me quedé dormida en el carro así que me fui hasta Vitarte, yo vivo en La Molina, por suerte no me pasó nada en el regreso. Ella también se pasó hasta Pueblo Libre, ella vive en Jesús María. Fue muy gracioso.

Espero seguir sobreviviendo y en algú momento decir que ya estoy viviendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s