nada que hacer

Hoy, luego del trabajo fui al cine a ver Super 8. Había quedado con una amiga a las 8 pm así que tenía que hacer tiempo, pero igual quería ver esta película, así que aproveché para hacerlo. Aunque no es una obra magistral me gustó mucho, las historias de infancia siempre tienen su encanto, supongo que porque la mayoría de nosotros ha pasado por alguna tragedia que nos marca la vida en esa etapa, o porque hay alguien especial que nos deja un recuerdo imborrable.

La infancia es una etapa clave en el surgimiento de las amistades incondicionales. Y también es la etapa en la que lentamente vas perdiendo algunas amistades muy queridas. Será por eso que prefiero no recordar la mía, pero si ver un poquito de esta reflejada en otras historias.

Al final mi amiga no pudo llegar y la reunión se frustró, no sé si en el fondo me siento aliviada o molesta, no tengo idea, debe ser también que yo soy de las que deja que las cosas pasen sin complicarme mucho.

Como ya no tenía nada que hacer me fui a ver libros en Quilca y me encuentro con otro amigo, juntos entramos a varias librerías y yo compro dos libros y él también. Yo ya me sentía un pooc mejor luego del plantón porque conseguí un libro con artículos sobre diversidad sexual y género. Un poco de alegría no está mal.

Luego K me llamo y otra vez la catarata de promesas que no tardará en romper. Esperaremos a ver si vence su récord de dos días.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s