domingo

Sigo tratando de sobrevivir a la separación. Me resulta tan difícil soportar los días sin ella. Solo el hecho de tratar de entretenerme con algo lo hace todo más difícil. Nada logra entretenerme. Vuelvo a casa agotada de todo y sigo pensando en ella. Todas las canciones que escucho me recuerdan a ella, o a lo que estamos pasando, o pienso que ella las escucha pero pensando en otra, y me desespero y lloro y luego me calmo y sigo viviendo.

Creo que aún no ha pasado un solo día en que al menos no me salga una lágrima por todo esto. Sé que pasará. Sé que pasará. Pero en este momento no pasa y me duele hasta el cuerpo de todos los recuerdos que se me vienen encima.

Lo único bueno de la depresión es que adelgazaré. Lo malo es que cada vez que alguien conocido me vea me dirá: estás adelgazando, me preguntará porqué y tengo miedo de no poder aguantar el llanto.

Nos separamos por última vez el jueves, el viernes no la vi, fue insoportable pero no la vi. El sábado parecía que era igual, no iba a verla, fui a un taller de activismo antitaurino pero de ahí tenía que encontrarme con una amiga que iba a entregarme un trabajo, así que dejé a los antitaurinos y me fui para su casa. En el paradero me subo al carro equivocado, y ahí estaba ella. Yo no la vi pensando en que me había equivocado de carro, fue ella la que me pasó la voz. Me preguntó a dónde iba, le respondí y también le pregunté a dónde iba, me dijo que a ver a su mamá, pero no le creí, y si en esas cosas pequeñas no le creo cómo será en las realmente importantes. Cómo se puede hacer para evitar desconfiar tanto. Yo pensaba que se iba a ver a la chica con la que ahora sale, de la que se enamoró y por la cual terminamos y ese pensamiento no se iba de mi cabeza. Y maldecía el error que me llevó a verla de nuevo.

Ahora es domingo, ya casi está terminando el día, Cami ya se fue con su papá, y yo de nuevo estoy sola, soportando la vida sin ella, torturándome con los recuerdos, escribiendo para lograr calmarme un poco, tratando de encontrar razones para volver a sonreír y ser feliz. Luchando para que mi vida no se vaya al diablo.

Viene una semana más de tratar que los recuerdos no me consuman y de tratar de consumir algo de comida también. Espero pronto estar mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s