casi dos semanas

Supongo que cuando deje de contar el tiempo que estamos separadas ya lo habré superado. Supongo también que cuando deje de derrarmar por lo menos una sola lágrima, también (hay días en que sí sucede). Supongo que cuando deje de pensar en ella y en extrañarla también. 

Todo se reduce a un triste olvido y a ir apagando recuerdos en la mente.

Me dicen que el duelo dura aproximadamente 6 meses. Luego de eso, la cordura y la normalidad. Si no pasa es porque hay algo enfermizo en todo, una patológica ganas de sufrir y sufrir sin remedio. Estamos setiembre, los dos meses anteriores no los cuento porque aún estábamos juntas e intentando salvar lo poco que quedaba. Cuento desde el 30 de agosto para empezar el duelo y darle un fin, eso me da hasta febrero para volver a vivir con tranquilidad (realmente espero que suceda antes). Cuento desde el 2 de julio en que todo empezó.  Este martes 13 cumpliríamos 2 años. Son fechas que aún no podré olvidar.

Mientras tanto la rutina sigue siendo la misma. Ir al trabajo y luego al mhol. Leer miles de páginas de decenas de libros. El tiempo me sobra. De vez en cuando salir con las amigas a tomar algo.

Cuando me entran ganas pensar en el futuro: la tesis, otro trabajo y la maestría. Tratar de viajar en algún momento de mi vida. Regresar. 

Pienso en besos y abrazos de cientos de labios y brazos. Me gusta la libertad que tengo de hacer lo que quiero, aunque sigo pensando que no me gusta cómo me fue dada. Pero la liberad está para ser aprovechada y para ser vivida. No hay vuelta atrás.

Si tuviera que describir mi estado sería de una tranquilidad melancólica. No soy feliz pero creo que nunca lo fui. No estoy hundida en la depresión pero creo que nunca lo estuve. Estoy viviendo lo sucedido con lentitud pero calmadamente. Miro hacia adelante y me imagino situaciones bellas y apasionantes. Algo así como aventuras por doquier. Y pienso que a veces una no avanza, solo da vueltas en círculo. Siento como si estuviera volviendo a mi vida pasada llena de noches casuales con mujeres casuales. Era divertido pero sentía que faltaba algo. Cuando lo tuve lo perdí (o me perdió). Y ahora de vuelta a empezar.

Ayer estuve en el cumpleaños de una amiga a la que aprecio y lo pasé muy bien. Vi  a mucha gente conocida y me distraje. Pensaba en una chica que me gusta pero de la que tengo la ligera impresión de que no quiere nada conmigo. Así es la vida. A asumir nomás. Las cosas como vienen. Y si vienen mal que se vayan prontito. Alguien mencionó que yo era exploradora lunar. Pensé que ya nadie se acordaba de mi alias. Fue divertido y bonito saber que hay chicas que aún lo recuerdan. Y me da un poco de verguenza que lean los post anteriores. Parece el vómito de un corazón profundamente desgraciado. Los escritos de una persona espantosamente desdichada. Pero así era. Ahora la tranquilidad y la aceptación toman el lugar que antes ocupaban el dolor y la incredulidad.

Todas mis amigas me preguntan si he vuelto a las andadas. Y así es, he vuelto, y yo que pensaba que ya no volvería. La idea de envejecer al lado de una sola mujer se había incrustado en mi cerebro. Sé que aparecerá otra y volverá a incrustarse esa idea. Pero por el momento no quiero relaciones largas, tampoco relaciones cortas, no quiero en general relaciones que impliquen mucho desgaste emocional. Quiero cosas simples, efectivas y cortas. Aunque sé que lo que generalmente quiero no necesariamente se cumple.

Empiezo a sentir que me gusta esta libertad. Y que no debo lamentarme de ella. Seré feliz.

Anuncios

One comment

  1. Anónimo · septiembre 13, 2011

    He leído atentamente tu historia, y juro que es idéntica a la mía. Es decir, acaso todo el mundo sufre igual cuando es engañada o cuando se termina una relación tan desastrosamente? He sentido lo mismo que tú, he vivido lo mismo que tú, he rogado, suplicado, llorado humillado, casi igual que tú. Casi me siento identificada contigo, sé que suena redundante pero, te ha pasado lo mismo que a mí o al revés, pero la sensación es la misma. Es triste cuando pierdes a una persona que amas y peor aún, cuando esta persona, en la que depositaste tu plena confianza, te engaña y te empuja a un abismo de preguntas, de porqués, de depresión. Bueno, lograste captar la esencia de la tristeza, me ha servido leerte, de alguna manera, me has ayudado a creer que todo tiene solución y que lo mejor, es estar acompañada de alguien que de verdad te merece o si no, simplemente hay que darle vuelta a la página, aunque cueste, aunque duela. Espero que puedas encontrar al amor de tu vida, yo sigo en la búsqueda. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s