su ausencia

Me gusta no verla, saber que lo nuestro ya no tiene futuro, casi tener la completa seguridad de que algo bueno me ha pasado, dejarla atrás es dejar muchas cosas, recuerdos, momentos, sentimientos, todo lo que en algún momento llenó mi vida y que ya no la llena más.

Saber que ya no llena ningún vacío, que a pesar de verla, besarla y abrazarla el vacío sigue ahí, latente, llenando las horas, sin sentido, solo genera la certeza de que esto debí hacerlo hace mucho. Y es inevitable derramar unas cuantas lágrimas, por todo lo que se ha perdido, por todo lo que no volverá, por todo lo que se olvidará.

Que no esté sola también me consuela, no me gusta verla triste, ella es de las personas que no puede estar sola, que necesita a alguien que la ame, pero que sobre todo necesita a alguien a quien amar, y quizás algún día se decida a hacerlo, y pueda ser feliz.

¿Y yo? Seguiré mi camino, todo lo que dejé atrás vuelve ahora hacia adelante, otra vez, y otra vez tengo que tomarlo, tengo que hacer como si la vida continúa, porque así no quiera continúa, el mundo sigue girando, la gente sigue andando por las calles, el trabajo sigue ahí de 7 a 3, el activismo no lo puedo dejar, no creo que pueda dejarlo, será él el que me deje a mí algún día.

No puedo negar que la extrañaré, pero tampoco puedo negar que cuando estoy con ella solo deseo irme. Supongo que es algo así como una droga, sé que me hace daño pero sigo destruyéndome a su lado. Dejar las drogas en un proceso difícil, complejo, doloroso. Estoy dejando mi droga. Te estoy dejando.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s