bueno y malo

Mi trabajo en un periódico empezó ayer sábado, de 4 de la tarde a 12 de la noche, aunque 12 es un decir porque ayer me fui a la 1:00. Es como irse a la fiesta así que no hay problema, ya estoy acostumbrada a andar por las calles en las madrugadas.

Como digo, corrijo el periódico los fines de semana, este sábado me di cuenta de que a partir de las 11:30 mi cerebro comienza a adormilarse, a las 12 ya entro en punto ciego, a las 12:30 es imposible que corrija algo bien. Supongo que será hasta que me acostumbre.  Ayer casi se me pasa un “buenos noches” si no fuera por el buen ojo de mi jefa (que por suerte es mi amiga).

Yo me obsesiono con mis errores, por eso hasta hoy estoy pensando en ese “buenos noches” que casi dejo pasar.

Me gusta mi ambiente de trabajo, es súper relajado, tengo mi propia oficina para mi solita, lo que es genial porque todo este tiempo he estado trabajando al lado de mucha gente, y por fin trabajo en mi propia oficina yeeee, aunque los otros días la usa la otra correctora.

El periódico en el que trabajo es aún muy pequeño así que no hay mucho movimiento ni presión, solo la normal para que las cosas salgan bien.  Así que por el momento todo va ok. Y hablando de ok. Aquí todo el mundo dice “ok” y las correcciones tienen que mandarse con “ok” y en un solo día he dicho más “ok” que en toda mi vida.

Por otro lado, creo que estoy deprimida, sino no entiendo por qué a pesar de tener tres trabajos, a mi hija conmigo, al Mhol marchando bien, y mis estudios prontos a empezar, me siento triste casi todo el día. Entonces nada de esto me está haciendo feliz, me refiero a completamente feliz, me siento contenta pero no feliz, y yo sé muy bien por qué, pero no me queda más que seguir trabajando en ello.

La extraño y la pienso casi todos los días, y también recuerdo todas las cosas malas, las buenas se van borrando poco a poco o están como que muy rezagadas, y no me gusta eso, porque creo que lo principal en estos momentos es recordar las buenas para poder algún día ser amigas, pero parece que se me complica.

Aparte de los malos recuerdos, también tengo recuerdos prácticos, por ejemplo, no puedo evitar pensar que cada vez que me pongo un calzón es un calzón de ella (aunque eso suene idiota) porque todos los calzones que tengo ahora eran de ella. O cuando me viene mi regla uso esas enormes toallas nocturnas que ella usaba, y que ya me acostumbré a usar. O cuando frío algo y le saco el aceite con papel toalla, pienso que es algo que aprendí de ella. O cuando tomo guaraná no puedo evitar pensar que eso era lo que tomaba con ella en su casa a escondidas. Y son cosas tan ínfimas, tan normales, que no entiendo porqué al pensar en eso comienzan a salir las lágrimas, así como si nada, como si fuera tan fácil llorar, como si no valieran nada como para que sigan saliendo sin parar. Creo que las lágrimas deben costar para que una comience a llorar menos en esta vida.

Y también pienso que ella está atesorando nuevos recuerdos con esa persona, y que pronto todos mis recuerdos también se borrarán y solo quedarán los malos. Y comenzará a planificar cosas como yo las planificaba con ella. Y comenzará a soñar una vida nueva, distinta, lejana. Y serán una familia. Y todo eso me lastima y no lo puedo evitar, aunque daría mi vida por no sentir nada de lo que siento, un pedazo de mi vida, un pedazo de todo lo que he logrado, lo volvería a repetir con tal de sacarme esa sensación que siempre llevo dentro, de soledad, de tristeza, de nostalgia, de pesar.

Me he prometido no volver a mentirme a mí misma ni a mentir en este blog, y por eso escribo esto. Podría decir todo lo contrario, que estoy bien, que la vida sigue, que el mundo gira y gira. Y es cierto, tampoco me estoy arrastrando por las calles, la vida sigue y el mundo gira, pero yo tengo esta sensación que no me abandona de que algo va mal en mi vida para que a pesar de todo lo que estoy consiguiendo no pueda sentirme satisfecha. Y eso me jode.

Creo que tendré que volver al psiquiatra para que me recete los antidepresivos y ansiolíticos de siempre, eso y red bull supongo que ayudarán.

Y ahora seguiré corrigiendo. Espero que algún día mi vida también se corrija.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s