recuerdos

Es extraña la forma en que terminó lo mío con S, y es inevitable que me cause un poco de dolor. Aunque quizás debí verlo venir, ella ya no era la misma, estaba más distante, más ida los últimos días. Cuando me dijo que lo dejáramos ahí yo no quise saber el porqué. Aunque supongo que ella hubiera querido que se lo preguntara. De cualquier forma, cualquier respuesta que me diera igual me iba a lastimar: que la diferencia de edad, que muy rápido, que ya no me gustas, que solo seamos amigas, que su familia, que me gusta otra, que ya me cansé, etc., etc. Pudo ser cualquier cosa y pudo ser ninguna. Lo cierto es que me iba a doler y preferí dejarlo así. Pensé que la curiosidad me iba a ganar pero no, por el momento mi curiosidad va bien. Mis amigas me preguntan ¿pero no te hubiera gustado saber? Y yo les digo que sí, que tal vez, pero pensar, por ejemplo, que le gustaba otra mientras yo salía con ella, me resulta insoportable y prefiero no saber nada.

Otro punto que hace que no me sienta tan infeliz como podría estar es que me siento orgullosa de estos 20 días, generalmente he sido una pareja pésima, que esperaba siempre y no daba nada, indiferente, fría, egoísta. Con S hice todo lo contrario. Estuve pendiente. Fui detallista. Me fijaba en qué cosas le gustaba hacer, qué cosas le gustaba comer, qué cosas le causaban placer y la divertían. Hice mi mayor esfuerzo considerando todas mis actividades y que el pasado volvía de vez en cuando. Me esmeré, la llamé, estuve a su lado, la escuché. Quizás exageré, quizás, como suele pasar, las chicas malas son las más amadas y apreciadas, al fin y al cabo, me ha sucedido, creo que me sucederá siempre. Esto de no apreciar lo bueno y preferir lo malo es un bemol de la existencia humana. De eso ya no me quedan dudas.

Igual me gusta recordar su cara de niña en su cuerpo de mujer, sus labios haciendo pucheros, su cabello largo que me encantaba, sus dedos delgados, aquellas imágenes que no se borrarán de mi mente por un buen tiempo, quiero atesorar esas imágenes, esos pequeños recuerdos, toda esa locura que significó esos 20 días intensos y bonitos.

Y quiero seguir teniendo en mi mente su recuerdo y todo lo que me hizo sentir. Y claro, deseo que sea muy feliz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s