Hotel

Me gustaría estar encerrada en el hotel sin hacer nada. Absolutamente nada, tal vez dormir mucho, ver algo de tele, seguir huyendo de la música, actualmente no me ayuda de mucho escuchar canciones, excepto en inglés, pero igual los sonidos tristes me bajonean más. Hoy, después de la entrevista regresamos al hotel, P se fue a la piscina con todas las lesbianas y yo me he quedado, con mi espíritu antisocial al máximo, sin ganas de nada. Tuve que pararme para ir a comer algo porque mi estómago rugía, pero si esto no pasaba ni me levantaba.

Mi estado de ánimo es ambivalente. Luego de la entrevista estaba muy entusiasmada, terminó la adrenalina y volví al cero, todo es temporal, en momentos súper bien, en momentos súper mal, en momentos bien y mal, tratando de sacarme esa tornada que me atormenta a diario, sé que poco a poco desaparecerá pero actualmente me persigue en los lugares más diversos.

Tal vez sea el domingo, tal vez sea que estoy lejos de casa, carajos, me olvido que no tengo casa, tal vez quiero estar con Camila conversando y jugando mucho, me gusta que nuestra relación sea más cercana ahora, esa es una lección importante para mí, en general la he dejado de lado demasiadas veces, no debo volver a repetir ese error.

Seguro más tarde mi estado de ánimo mejore, es el domingo, es el sol, es la tarde, es el silencio y la soledad. Mañana estaré subiendo al avión, regresando a Lima, durmiendo con Camila, huyendo de la casa cuando ella se va al colegio, yendo a mis clases, estudiando. Mañana será otro día, siempre es otro día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s