Felicidad

“Hace tiempo que no era tan feliz como lo soy ahora, te quiero más”, me dice.

Leo sus mensajes. Pienso en que ella es feliz, realmente feliz, y yo también lo soy. De una forma apasionada y también de forma tranquila. La combinación perfecta. Disfruto de su compañía, de su conversación, de sus observaciones sobre cine, de su música, de su risa, de su frescura y naturalidad cuando habla con Dani, cuando almuerza conmigo, cuando se echa a mi lado, cuando hacemos el amor, cuando me da sus opiniones sobre la vida, sobre todo, de forma tan inteligente y madura que me sorprende que tenga 21, y a veces la veo tan frágil que me sorprende que no tenga 17.

Se ríe a carcajadas de mí y no me molesta, siento que lo hace con cariño, con ternura. Su risa contagiosa me hace reír a mí también. Me enseña los lunares de su cuerpo y los cuento y los guardo en mi memoria. Guardo también todo este sentimiento de tranquilidad, de amor, de seguridad, de orden, de paz, de pasión loca entre las dos, solo para las dos, para nadie más. Eso también me gusta, he hecho tan pública mi vida por tanto tiempo, que hacerla ahora más discreta tiene su encanto, el encanto de que ella no tiene la necesidad de hacerlo, se siente bien con tal y como van las cosas, no tiene otra ansiedad más que verme, y la adoro por eso, porque también tranquiliza mis ansias de publicarlo todo, de abrirlo todo, de mostrarlo todo.

Hay que mostrar lo importante, me dice, para mí eso lo hace especial, cualquier cosa no es especial. Y siento, como ya es costumbre, que me gana en madurez, en autoestima, en racionalidad.

Le digo que hemos perdido cinco años, que debió estar conmigo desde que la conocí y no pasar por todo lo que pasé esos años. Me pregunto a mí misma: ¿y si me hubiera lanzado la primera vez que la vi? sin importarme que estaba con novia, ¿si hubiera ido tras de ella?, ¿si hubiera seguido mi instinto y no hubiera temido tanto a su edad, a su juventud, a su timidez de entonces?

Cinco años, ella era una jovencita, yo empezaba mi vida de lesbiana. Ella venía tras de mí pidiéndome consejos, que la acoja, que la haga fuerte, y yo, como una mentora, le señalaba los pasos a andar para que ella los ande sola, para que vea cómo los anda, pero que sepa que había gente en el camino que andaría con ella. Cinco años después ella está acá, conmigo, compartiendo mi vida, con su juventud, su belleza, su amor, su valentía, todo junto, todo nuevo y todo de antes, porque siempre fue joven, bella, amorosa y valiente.

Me pregunto qué hubiera sido de mi vida hace cinco años si hubiera seguido mis instintos y sé que no tiene sentido, pero me gusta imaginar que algo fue posible antes mientras hoy todo es posible.

Creo que me estoy enamorando de ella. Y me emociona y me asusta, como todo lo nuevo, como todo lo hermoso. Creo que ya estaba enamorada de ella desde que la conocí, tan pequeña y aguerrida, buscando justicia para ella, para su amor juvenil. Estaba enamorada de su entereza, de su atrevimiento, de sus ganas de no dejarse vencer. Y nada se ha perdido, ella sigue siendo la misma, ese ser hermoso, casi angelical (sigo creyendo que es un milagro), que demoró cinco años tal vez porque yo tenía que aprender y me lo merecía, pero que ya está aquí, ya está conmigo, ya está en mi vida, haciendo milagros en ella también.

El primer recuerdo que me viene de ella es su mirada como Adele mirando a Emma mientras están echadas las dos en el pasto. Esa mirada, esas ansias por besarme, esa cercanía, esa forma de conjugar los instantes, de hacer frágiles los segundos, de hacer fuertes los nudos que nos atan. La adoro, no puedo decir menos que eso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s